Mercados: tablas de cortar

boska tablas de cortar

Las tablas de cortar son un clásico que se renueva. La conjunción de funciones da lugar a una oferta cada vez más imaginativa y amplia, con la aparición de nuevos materiales y diseños. La tabla ya no es una simple superficie de trabajo, sino también un utensilio útil para transportar y verter e incluso para guardar utensilios en su interior. Del mismo modo, gana peso como soporte para servir en la mesa.

Se trata de un producto absolutamente necesario, que cumple una función básica en la cocina, como es la de aportar una superficie higiénica para cortar verduras, hortalizas, frutas, carnes o pescados. Por otro lado, protege las superficies de trabajo y permite transportar los alimentos hasta la zona de cocción e incluso hasta la mesa.

Los materiales son el principal escenario de diferenciación en la oferta actual de tablas de cortar. A las tradicionales, de madera, se han sumado nuevas soluciones, sobre todo de materiales plásticos (PET, polietileno, polipropileno…) y de nueva generación, que se distinguen por su dureza (son resistentes a las agresiones que ejercen los cuchillos y elementos de corte) y por su higiene (superficies bactericidas, de fácil limpieza, sin rincones). Las hay también de materiales metálicos, de vidrio, de bambú e incluso de corcho.

Tablas de cortar con nuevas funciones

Actualmente, se detecta en el mercado un interés por aportar a este producto nuevas funciones. Por ejemplo, hay tablas tan flexibles y delgadas que podríamos denominarlas más bien láminas. Su flexibilidad permite transportar los alimentos hasta la olla y verterlos haciendo una flexión para que no se caigan. Hay firmas que incorporan una rampa o superficie inclinada en uno de los lados, que ayuda a verter mejor los alimentos; y hemos encontrado incluso algún modelo que permite encajar un plato en uno de los laterales, para recoger los alimentos cortados.

Otras mejoras que se ha introducido a este producto son el canal colector perimetral, para drenar el exceso de líquidos y mantener, de este modo, limpio el espacio de trabajo. Una base de goma antideslizante puede ayudar a garantizar la estabilidad. Algunas tablas se presentan en sets de varios colores, para que el usuario utilice siempre la misma cuando se trata de cortar carne (por ejemplo, la de color marrón), pescado (azul), verduras, etc. Otras firmas optan por diferenciar a través de texturas, en lugar de mediante colores, siempre con el objetivo de evitar la denominada contaminación cruzada. Las tablas de cortar se han ido actualizando e incorporando diferentes mejoras, como por ejemplo canales para drenar líquidos.

Sin dejar de innovar

Hay modelos lo suficientemente gruesos como para incorporar un cajón inferior, donde se pueden guardar cuchillos y otros útiles. T ambién hay bandejas inferiores para separar con rapidez los alimentos cortados de los desechos, garantizando de este modo el suficiente espacio para seguir trabajando. Y hay firmas que han lanzado tablillas de dimensiones mucho más pequeñas de lo habitual, destinadas a cortar pequeños alimentos, como por ejemplo rebanar un ajo en láminas.

Es importante que las tablas permitan un almacenamiento práctico, ocupando poco espacio. Normalmente, pueden colgarse, aunque también las hay que vienen en sets con su propio soporte de encimera. Y han de ser de fácil limpieza (algunas son aptas para el lavavajillas). Muy lejos de nuestra cultura se hallan las tablas de madera de grandes dimensiones y grosor. Triunfan en mercados como el norteamericano o en los países escandinavos, pero sus medidas no se adaptan a las del hogar medio español.

Y es que estas tablas no están pensadas para retirarlas tras su uso, sino que se mantienen fijas sobre una de las superficies de trabajo, la destinada a cortar los alimentos.

Check Also

utensilios de cocina bergner

Utensilios de cocina: se impone lo creativo

Transversales y eclécticos, los pequeños utensilios de cocina constituyen uno de los elementos de la cocina que menos ha sufrido la crisis, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − cuatro =