ihhs chicago 2018

IHHS Chicago cierra con éxito una nueva edición

Con una ocupación del 100% de la superficie disponible, el International Home+Housewares Show (IHHS) acaba de cerrar en Chicago una nueva edición de éxitos. Sirva como muestra un dato: la feria colgó el cartel de «sold-out» diez semanas antes de su celebración, a finales de diciembre, con más de 2.100 expositores, incluyendo 400 nuevas compañías.

De lo visto, podemos destacar en primer lugar la gran presencia de compañías europeas, algunas de ellas en pabellones agrupados, como es el caso de Francia, en torno a la asociación Unitam; y otras con asistencia individual, como es el caso de España. En esta ocasión, han sido ocho las compañías de nuestro país que han asistido, si contamos también las marcas españolas presentes en el mercado a través de filial propia. Algunas son veteranas, como Rolser, Casa Vigar, Stor o Lékué.

Las empresas españolas regresan a IHHS

Otras han regresado tras una pausa motivada por diferentes circunstancias, como Jata o Taurus. Entre las más habituales de la feria se hallan Magefesa, con filial propia; y Fagor America, la nota «triste», dado que asistía para liquidar stocks y hacer saber, a quienes aún no lo conocían, el próximo cierre de la firma en América, debido a las dificultades que atraviesa la matriz vasca, tras la compra por parte del grupo CNA.

Del certamen, también destaca la presencia, si no numerosa sí interesante, de compradores asiáticos. De hecho, algunas de las firmas visitadas afirmaban haber realizado interesantes contactos con distribuidores de este continente. El otro comentario generalizado es lo complejo y exigente que es el mercado americano, todo un clásico: cuesta entrar en las grandes cadenas y, además de adaptar productos a las normas o a los gustos del consumidor, es absolutamente necesario contar con almacén propio.

En la feria, hemos echado en falta a algunas empresas españolas que habían asistido en el pasado. Los motivos fundamentales son dos: o bien se han alcanzado ya los objetivos marcados, contando con distribuidor o agente y con almacén; o bien se ha tirado la toalla tras intentos infructuosos.

Una feria en cuatro pabellones

Por lo demás, la feria ha repetido el formato habitual, distribuido en cuatro pabellones. En el Sur, Dine+Décor Expo, donde se concentraban grandes marcas del campo de la cocina y la mesa; en el Norte, Clean+Contain Expo, las empresas de menaje, a las que se suman las que se agrupan bajo el paraguas de Discover Design, es decir, una selección de aquellas compañías que ofrecen un plus de diseño y entre las que se contaba, por ejemplo, Rolser o Vigar.

En el otro extremo del recinto, en Wired + Well Expo encontramos el pequeño aparato electrodoméstico, que en Estados Unidos a menudo tiene poco de «pequeño», siendo este el pabellón más sorprendente, donde mejor se evidencian las distancias entre consumidores europeos y norteamericanos (fundamentadas sobre todo en el tamaño de las cocinas). Y, finalmente, alejada de los otros tres pabellones (en un piso inferior algo escondido) hallamos el International Sourcing Expo, zona ocupada por expositores asiáticos, de China y Taiwan fundamentalmente.

Aparte de esto, la feria contiene varias exposiciones, algunas tan interesantes como Smart Home, donde una serie de empresas mostraban sus últimos desarrollos para cocina en el marco del «internet de las cosas»; la muestra Pantone, que propone los colores de moda para la próxima temporada; o los productos y tiendas de todo el mundo nominados a los premios Gia. El “Inventors corner”, por su parte, reunía a un panel de expertos del sector que opinaban sobre productos que diferentes inventores proponían, realizando críticas y sugerencias.

Check Also

hostelco

Hostelco 2018 refleja el crecimiento del sector del equipamiento

Hostelco, el salón líder en España y referente europeo dedicado al equipamiento y a la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 20 =