Javier Villanova Araven
Javier Villanova, CEO de Araven, durante la presentación de resultados.

Araven cerró 2017 con un incremento del 18% en su facturación

La empresa aragonesa Araven, líder en el diseño, fabricación y comercialización de carros y cestas para el sector retail y soluciones para la conservación y manipulación de alimentos para la hostelería, cerró 2017 con una facturación de 26,3 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 18% respecto a 2016. El pasado año se comercializaron 700.000 cestas y 67.000 carros para la compra y casi 3,7 millones de piezas para hostelería.

Estas cifras sobre el momento de la compañía fueron apuntadas por el consejero delegado de Araven, Javier Villanova, en su charla “Araven. El reto de la pyme aragonesa en un mercado global”, con la que se abrió este jueves el tercer ciclo de conferencias Casos Aragoneses de Éxito, organizado por ESIC Aragón, Escuela Superior de Marketing y Negocios.

Calidad, diseño y exportación

En este ciclo, en el que las empresas aragonesas de mayor éxito explican su trayectoria y experiencias, el directivo de Araven destacó cómo desde su fundación en 1976 la empresa se ha definido por su apuesta por la calidad, el diseño y la exportación, hasta llegar a la situación actual, con cuatro años consecutivos de importante crecimiento en ventas y presencia internacional.

Entre los datos de la empresa, Villanova destacó especialmente que desde septiembre de 2017 la plantilla se ha incrementado en un 18%, y alcanza ya los 62 empleados, entre la sede en Aragón, las filiales en México y EEUU y los representantes comerciales distribuidos en distintos países, por lo que Araven cuenta con trabajadores de 13 nacionalidades.

El equipo, clave

El equipo de profesionales se resalta como una de las claves del éxito, con datos como que se compaginan la juventud de la plantilla, 42 años de edad media, con la veteranía profesional y la continuidad, 14 años de antigüedad en la empresa, y una composición casi paritaria, con un 47% de mujeres.

Por lo que respecta a la exportación, el 71% de la facturación se realiza fuera de España y la empresa tiene presencia en 74 países, en los cinco continentes, en los establecimientos hosteleros y cadenas de retail más importantes. A la vez, el crecimiento en España fue del 26%, por lo que el mercado nacional se refuerza también como uno de los más importantes de Araven, junto con Francia, Reino Unido, México, Italia, Alemania, Portugal, Holanda, Polonia, Bélgica y Turquía.

42 años de historia de Araven

En su exposición, Javier Villanova repasó la trayectoria de la empresa hasta este momento, resaltando cómo los socios fundadores, Pablo Asín y Antonio Pascual, ya apostaron por las claves de calidad, diseño, innovación y exportación, cuando el plástico se identificaba con “productos de baja calidad y rentabilidad” . Al principio, la empresa se centró en productos de menaje del hogar, aunque fueron pioneros también en desarrollar la línea de herméticos para hostelería, que sigue siendo la principal producción de Araven. Así, dejaron la empresa en el año 2000 con 18,2 millones de facturación y un 42% de exportación, “y nos dejaron en herencia la ambición de ser diferentes y crecer”.

El CEO de Araven resumió la etapa entre 2001 y 2017 como “una pyme en permanente transformación”, en la que se han vivido cambios en la propiedad o el impacto de años de crisis; además de adaptar sus líneas de negocio, de manera que los productos de menaje para el hogar han pasado de ser el buque insignia a un papel testimonial, mientras que los de equipamiento para compra han hecho el camino inverso y los de hostelería no han dejado de crecer y consolidarse.

Si en el año 2000, los 11,8 millones de euros de facturación se dividían en 11,7 millones en hogar, 5,9 en hostelería y 0,6 en cestas de compra, en 2017 los 26,3 millones alcanzados (un 44,5% más que al inicio de la etapa) se repartían entre 0,4 millones en hogar, 13,6 en hostelería y 12,3 en cestas y carros.

Villanova explicó en su conferencia en ESIC que el descenso de los productos para hogar se debió a estar “cautivos de la calidad” frente a la competencia en bajo precio de China. De esta forma, Araven se ha centrado en sus dos actuales focos de negocio, haciendo bandera de esta misma calidad, si bien las estrategias de ambos son distintas y mientras el equipamiento de compra se basa principalmente “en la innovación de producto”, en los productos para hostelería, aunque también es un componente importante, la clave es “la reputación de la marca”.

Una innovación que cambió el mercado

De esta manera, si las cestas de compra y carros eran dos productos que llevaban décadas sin evolucionar, Araven triunfó al crear en 2005 la primera cesta con asa telescópica y ruedas del mercado, con la que en solo cuatro años multiplicó sus ventas por 14. La compañía afianzó el éxito de la denominada línea “Shop & Roll” al lanzar en 2014 el carro compacto Loop 100L y posteriormente el de 160 litros de capacidad, con 120.000 unidades vendidas en este periodo.

Javier Villanova destacó que el diseño de cada uno de estos productos supone una inversión de hasta un millón de euros, y para rentabilizarla es preciso atender a aspectos muy distintos, como, por ejemplo, las tendencias, la ergonomía o la optimización de espacios y la higiene en el comercio; así como proteger con patentes todo este trabajo.

La misma innovación y calidad está detrás de los productos para hostelería, con un catálogo de más de 500 referencias, diseñadas para cuidar al máximo la seguridad alimentaria y la optimización de los procesos; aunque en este caso el CEO de Araven incidió en que el aspecto fundamental es “crear marca día a día” en contacto con los profesionales a los que se destinan.

La empresa suma así al desarrollo de novedosos productos para trabajar, conservar y presentar los alimentos, como sus recipientes herméticos, actuaciones como la formación y el asesoramiento a profesionales, la presencia en ferias especializadas o las acciones de comunicación.

Desarrollo internacional sostenible

Javier Villanova se refirió también a los planes de futuro de la firma y señaló que su estrategia se basa en “cuidar el ADN”, manteniendo el foco estratégico en los campos actuales frente al riesgo de “querer diversificar demasiado”, así como en un “desarrollo internacional sostenible”, buscando más afianzarse en los mercados en los que está presente que en abrir otros nuevos.

Dentro de esta línea de crecimiento, el proyecto más inmediato es el traslado de la compañía a una nueva sede en Villanueva de Gállego (Zaragoza) donde se está construyendo un almacén logístico de 6.800 m2 y unas instalaciones corporativas de 1.300 m2 para atender las necesidades de crecimiento previstas.

Perspectivas

Para el próximo cuatrienio 2018-2021 el Plan Estratégico incluye también unas inversiones de 6 millones de euros en nuevos productos. El mismo plan incide en el desarrollo y crecimiento de los recursos humanos.

Con la vista más a largo plazo, Villanova reconoció que las innovaciones tecnológicas hacen imposible saber cómo se comprará o cocinará en el futuro y cómo afectarán estos cambios a la empresa; aunque señaló la firme apuesta de la empresa por “la innovación con encaje comercial”, adecuándose a las demandas reales de los usuarios y buscando seguir siendo el referente tanto en cestas y carros como en soluciones para el profesional de la hostelería, “con la misma ilusión que cuando se fundó Araven”.

Check Also

COOK & CHEF INSTITUTE

Ocho escuelas de cocina colaboran con Cook & Chef Institute

La fundación Cook & Chef Institute tiene entre sus objetivos fundacionales promover líneas de investigación …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 − 2 =